blog, internet, menciones, Sin categoría

Evento Blog España 2010

o “Cómo Solemboom pululeó por allí”.

Muchos habréis visto cómo Murciélagos lucía con orgullo el banner de “Yo voy al EBE”, pero, en primer lugar… ¿Qué es EBE?

Bueno, en principio me vendieron EBE como un evento donde Microsoft regalaba cosas súper chulas (En el EBE de 2008 regalaron Microsoft Arc Mouse a montones) y que había que ir porque iba mucha gente y molaba todavía más. Y allá que fue Solemboom, con su primera acreditación sin conocer a casi nadie. Realmente, para mí no fue tan bueno (al final fueron crueles y nos cantaron y todo), pero desvirtualicé a gente venerable como Kialaya y Littlepollo, además de coincidir con otra gente.

(Ah, y Microsoft no asomó el pelo más que para soltar una pancartita, en plan Microsoft Was Here)

Y ahora, en Septiembre de 2010, me vuelvo a acreditar con más esperanza de encontrar cosas interesantes (o, al menos, ver a la gente), de conocer gente nueva y desvirtualizar también, de comer mazapanes con nocilla y, cómo no, de saber qué leches contenía la bolsa EBE este año (Por cierto, algo cutre, pero la chapita de Twitter mola). Además, quieras que no, también iban amigos cercanos y la cosa se ponía aún más interesante.

Ciertamente, no puedo hablaros de las conferencias porque fui a pocas, pero me lo pasé bastante bien: Pinté, dibujé, me pegaron pegatinas en la cara, me encontré de nuevo con Kialaya y Littlepollo (entre otros), nuevos twitteros decidieron followearme, vimos al gran Wicho, participamos en una ginkana para ganar un iPad (que por supuesto, no ganamos) (Aún creo que los ganadores eran hologramas muy conseguidos), hacían chapas gratis (de la cual salió el libelugato, un reto que me propusieron) y, bueno, café, tortas de aceite y mazapanes rellenos de chocolate, peeeero no desvirtualicé a nadie. Otra vez será. Ah, también nos cantaron, pero esta vez mejoró se nos hizo más corto porque nos dieron globos gigantes en plan pelota hinchable (Ya sabéis, junta a una masa y a una esfera ligera y espera el resultado).

(Por cierto, este año Microsoft decidió directamente no venir.)

En fin, hay muchísimas opiniones del EBE 2010 (por lo visto, el taller de fotografía de @fotomaf causó sensación), sólo hay que bichear por twitter un rato, pero en mi opinión… ¡otro año más, y hasta que el cuerpo aguante!

 

(Y gracias a Nokson, Brux (la publicista de la caja) y Cardemm por hacerlo mejor aún)

Estándar
internet, redes sociales, vídeos

A life on Facebook

o “Toda tu vida pertenece a Mark Zuckerberg & Co.”

Maxime Luère ha dirigido este ilustrativo corto sobre Facebook y el reflejo de la vida de Alex Droner en él. Es bastante curioso:

Comentarios añadidos:

  • Alex y Diana se gustaron mandándose en repetidos mensajes repetidas veces:

There are many variations of passages of Lorem Ipsum available, but the majority have suffered alteration in some form, by injected humor, or randomised words wich don’t look even slightly believable.

O, lo que es lo mismo, el primer parráfo del apartado Where can I get some?, de la página oficial del Loren Ipsum.

  • Poke es el equivalente a Dar un toque a en Facebook en español.
  • La canción de fondo es Paint It Black, de los Rolling Stones; y está en Spotify.
Estándar
cosecha propia

El hombre trasquilado.

o “Los cambios de look arriesgados no siempre salen bien.”

Un señor tenía dos amigas: una más joven que él y otra más mayor que él.  La verdad es que este señor estaba un poco enamorado de las dos, pero, sinceramente, ambas eran tan fantásticas que no sabía cuál de las dos era la adecuada.

Este hombre aún conservaba su color de pelo natural, un castaño oscuro intenso; pero también es cierto que, como a cualquier señor entrado en cierta edad, se le dejaban entrever varias canas. Más de las que desearía.


Así, cuando quedaba con la chica joven, ésta se entretenía en arrancarle las canas.

– ¿Pero qué me haces?- le preguntaba, rascándose la zona afectada.

– Te quito tus canas – decía, alegremente -, así parecerás tan joven como yo, cariño.

Él, sonriendo estúpidamente, se dejaba hacer.


En cambio, cuando se veía con la mujer mayor, ésta se entretenía en arrancarle los cabellos castaños.

– ¿Pero qué estás haciendo? – decía, frotándose la zona afectada.

– Te quito el pelo castaño – decía, sonriendo -, así, parecerás tan maduro como yo, mi vida.

Él, sonriendo bobaliconamente, se dejaba hacer.


Siendo tan indeciso como lo era y tan complaciente como demostraba ser; este señor terminó con la cabeza tan brillante y lisa como una bombilla recién estrenada. ¿Y ahora?.

La chica joven, cuando se dió cuenta, decidió que lo mejor era dejar de verse porque, más que rejuvenecerle, el cambio le hacía parecer un carroza. La mujer madura, por otra parte, vió mejor no verse más con él porque el cambio, más que madurarle, le hacía parecer un viejales.


Finalmente, el hombre terminó encontrando a la mujer de su vida.

Era calva.

Ambos, cuando paseaban por la calle cogidos de la mano, parecían idiotas. Y eso les parecía deliciosamente divertido.


Este cuento lo leí hace ya muchos años y, al no conservar el libro ni encontrarlo por ningún lado, hace algún tiempo que decidí adaptarlo yo misma. Y es que si Mahoma no va a la montaña…

Estándar
menciones, yay world

Novedades

o “¡Murciélagos en el techo por fin tiene murciélagos en el techo!”

Como podéis ver, querido público, he aplicado una serie de cambios al blog:

En primer lugar, he cambiado el tema. No es el que más me agrada, pero tiene los colores y la cabecera personalizables y, la verdad, con eso me vale.

Y hablando de cabecera… ¡Ahí la tenemos, por fin! Me ha costado decidir un diseño y me ha costado decidirme a dibujarlos yo misma, pero lo que más me ha costado, sin duda, es hacer los bocetos (y mira que son simples). Afortunadamente, mi amigo Kyo accedió a sacar un dibujo de unos cuantos rayajos et voilà! ¡Éste es el resultado! Así que ale, ya le estáis alabando y felicitando por su santa paciencia.

Por otra parte, he decido sucumbir a la presión de WordPress y me he hecho un Gravatar (es decir, un avatar general para todo… parece) el cual está justo a la derecha y cuyo dibujo también está más hecho por Kyo que por mí.

Por último, he decidido plagiar un poquito la idea de LaWilliams y poner en varios widgets debajo del calendario la última película que haya visto en casa, en el cine y el libro que me esté leyendo;  pero como apenas voy al cine y la gran mayoría de libros que leo son clásicos, pues pongo la última película que haya visto (sea donde sea) y, de propina, una imagen de la última serie que haya visto. Así, si me animo un día, hago reseñas de las películas o de las series que me resulten más interesantes.

Pues ale, familia, espero que las novedades sean de agrado general. Arrivederci!

Estándar
filologadas, fragmentos, teatro

Citas célebres

o “Fragmento final  (es decir, spoiler) de El Gran Galeoto, de José Echegaray”


ERNESTO

¡No! (Pausa.)
Nadie se acerque a esta mujer, es mía.
Lo quiso el mundo; yo su fallo acepto.
Él la trajo a mis brazos: ¡ven Teodora!
(Levantándola y sosteniéndola en sus brazos, en
este momento o en el que el actor crea conveniente.)
¡Tú la arrojas de aquí!… Te obedecemos.

 

SEVERO

¡Al fin!… ¡Infame!

 

PEPITO

¡Miserable!

 

ERNESTO

Todo.
¡Y ahora tenéis razón!… ¡Ahora confieso!…
¿Queréis pasión?… Pues bien: ¡pasión, delirio!
¿Queréis amor?… Pues bien: ¡amor inmenso!
¿Queréis aún más?… Pues más: ¡si no me espanto!
¡Vosotros a inventar!… ¡Yo, a recogerlo!
¡Y contadlo!… ¡Contadlo!… ¡La noticia
de la heroica ciudad llene los ecos!

Mas si alguien os pregunta quién ha sido
de esta infamia el infame medianero,
respondedle: «¡Tú mismo y lo ignorabas,
y contigo las lenguas de los necios!»
¡Ven, Teodora! La sombra de mi madre
posa en tu frente inmaculada un beso.

¡Adiós!… ¡Me pertenece! ¡Que en su día
a vosotros y a mí nos juzgue el Cielo!

(Hace el movimiento de llevarse a Teodora en
brazos desafiando a todos con la mirada y el
ademán. Severo y Pepito, en primer término, en la
actitud que se crea conveniente.)

Estándar