Sin categoría

“Los Sims 3 Medieval”

o “El nuevo juguetito de EA Games”

Ya sabéis que soy jugadora de “Los Sims”, y he probado las tres versiones que nos ha brindado EA Games (sobre todo la 2 y la 3) pero ahora saca algo totalmente nuevo: Los Sims 3 Medieval.

Bueno, principalmente me gustaría aclarar que no es una expansión, sino un juego aparte en un mundo medieval. El juego te explica que, en un mundo de descontrol, el Guardián envía a una serie de héroes para hacer el bien en el mundo. Así, se empieza siendo el (o la) monarca y viviendo en el palacio haciendo justicia. Tienes criado, consejero, jefe de construcción, bardo… Y un castillo, claro. Pero conforme vas construyendo edificios en el poblado (empiezas con una plaza, un cementerio, un sendero al pueblo -porque vives en el típico poblado que los reyes medievales tenían a las faldas de su castillo-, un puerto, un bosque y una colina de castigos) vas creando nuevas almas heroicas. (el tabernero, el herrero, el sacerdote).

Vas jugando mediante misiones que te va dando el juego (al principio, tu misión como monarca será escuchar al poblado… si quieres) pero conforme vas construyendo edificios y hay nuevos “héroes” las misiones serán llevadas a cabo por esos otros sims y, así, EA Games rompe con el juego unifamiliar de Los Sims para manejar un pueblo entero  mediante pautas. Esa es otra: se rompe la estructura de control familiar. Sólo puedes manejar a un sim o, como mucho, a dos con tal de que sean almas heroicas. Aun así, han añadido el “Marcador de sim”, con lo cual puedes localizar a cualquier sim en cualquier momento (con tal de que lo conozcas, claro)

Aun así, sigue habiendo familias: puedes enamorarte, casarte y tener hijos que heredarán tu rango (Si eres purgador tendrás “pequeños purgadores”, si eres rey tendrás “príncipes”, si eres bardo tendrás “pequeños trovadores”). Aun así, bienvenido al pasado: tus sims no envejecen. Los adultos serán siempre adultos y los niños pasarán un par de días siendo bebés y luego son niños para ser totalmente libres e incontrolables (en el sentido de que no los puedes controlar). Esto está soportable mientras puedas seguir avanzando y teniendo misiones y cosas que hacer, pero si llega un momento en el que lo tienes todo hecho… Aun así, no te preocupes: hay como quince niveles más en el juego en el cual tienes que ir montando el poblado desde cero pero con misiones nuevas.

Por otra parte, hay distintas interacciones según qué sim seas. Si eres rey puedes castigar a los malhechores sin dudar, si eres trovador puedes inspirarte para escribir poesía o componer, si eres espía puedes escuchar conversaciones, si eres médico puedes diagnosticar y así sucesivamente. También puedes retar a duelos si tienes una espada.

Es un breve resumen, pero no me ha dado mucho tiempo de jugar y, bueno, tendréis que conformaros con esto, plebeyos, que por algo soy… ¡la reina Solemboom!

Por cierto, la banda sonora a lo medieval es estupenda. La podéis escuchar en Spotify.

Anuncios
Estándar
erasmus, yay world

Cosas que (me) pasan

o “Discúlpenme, queridos lectores espectadores”.

Llevo ya un tiempo sin colgar una triste entrada -y eso que os llevo prometiendo la entrada de Los Sims 3 Medieval desde tiempos inmemoriales- pero es que estoy muy ocupada con un montón de cosas.

Lo primero, tengo dos trabajos de una asignatura en grupo que me absorben bastante tiempo, porque no es tanto lo que tengo que escribir y exponer sino el hecho de que es en grupo y no estamos tan coordinadas como deberíamos. Suele pasar, algún día me tenía que tocar. Aun así, creo que saldremos de ésta sin muchos roces.

Después, he tenido que entregar un artículo para cierto proyecto que me está matando  -metafóricamente, claro- porque es para cierto público y de un tema específico, y el hecho de no haber pasado nunca por esto me agobia de tal manera que he estado dos semanas haciendo y borrando que era una delicia. Aun así, se entregó a tiempo y aún está pendiente de edición.

Y, por último, la palabra con E se va haciendo tangible pero encarnada en un montón de reuniones, papeleos y puestas en común. Entre las asignaturas que voy a llevarme, la búsqueda de casa, revisión de papeleo, revisión de documentos (la semana pasada caí en la cuenta de que en Junio me caduca el pasaporte) y el estudio de la lengua islandesa (si buscáis un idioma facilito y rápido de aprender éste no es el vuestro) estoy hasta el cuello. Pero por lo pronto parece que el tema del alojamiento está solucionado, que es un problemón menos del que ocuparme.

En fin, supongo que como la semana que viene la tengo de vacaciones podré actualizar sin problema. ¡Gracias por vuestra paciencia!

Estándar